¡HABLEMOS DE LOS DISEÑADORES! - EscuelaSM

¡HABLEMOS DE LOS DISEÑADORES!

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

Diseñador, tu trabajo es mucho más que bocetos y cambios

Un perfil profesional, operativo y estratega, dotado de criterio y grandes ideas, para darle soluciones gráficas a un problema, definitivamente tiene mucho valor. Va más allá de armar bocetos y gestionar solamente cambios y correcciones, se trata de una labor profesional con un propósito altamente creativo para gestionar ideas y brindar soluciones, ¡Eso hace un diseñador!

Es momento de guiar y asesorar, a través de un resumen creativo, compuesto de estrategias donde tú, diseñador, puedas mostrar a los clientes (mediante una investigación), el diagnóstico de un problema y proporcionar una solución profesional que radique en su trabajo.

Hoy la invitación es que los diseñadores puedan dirigirse al cliente, y en lugar de decirles: ¿Qué necesita?, lo guíen a través de un informe creativo, hagan muchas preguntas y descubran junto a él, cuál es el problema existente para dar una solución efectiva. Es momento de quitarse la gorra del bocetero y cambia diseños, e ir más allá con el cliente: convertirse en un asesor creativo. ¡Si no lo haces tú, nadie lo hará por ti!

Diseñador, sé estratégicamente creativo

Darte la oportunidad de trabajar con un resumen creativo y agregar pensamiento estratégico a tu proceso de trabajo, realmente te ayudará a comprender la necesidad de tu cliente. Cuando el cliente empiece a notar que estás profundizando en qué es lo que más conviene para su negocio (en lugar de sólo pensar en diseños estéticamente armónicos), comenzará a mirarte de forma diferente, para el cliente ya no serás un tomador de pedidos, sino el profesional que puede ayudarlo.

Si hay un nuevo cliente que se acerca a ti, sin intensiones de valorar tu trabajo en primera instancia, lo mejor sería rechazarlo amablemente. Debes ser un creativo estratégico; por tanto, discernir para tomar buenas decisiones es algo que debes trabajar (probablemente las experiencias de prueba y error te ayuden a formarte). No se trata de que adaptes una postura arrogante, obviamente no, el punto es que puedas hacer valorar tu trabajo, procura siempre ser organizado y éticamente profesional.

¿Quiénes pueden ser los buenos clientes?

  • Los que te desafían a ser mejor profesional en tu trabajo.
  • Quienes están dispuestos a reconocer tu posición, aún cuando haya momentos donde no coincidan.
  • Aquel que reconoce de forma justa el valor económico de tu trabajo.

Definitivamente estos son los buenos clientes que no debes dejar pasar.

Diseñador, la comunicación es clave para profundizar

Es esencial que tú, como diseñador, eduques a tus clientes sobre la forma en que fluyen los procesos de diseño, ayudará a que ambos puedan comunicarse de manera abierta, honesta y receptiva, permitiendo llegar a acuerdos que generen soluciones pertinentes y una experiencia positiva.

Evita en lo posible los problemas de comunicación, permite las sesiones informativas con el cliente, para evitar demasiadas revisiones y pérdida de tiempo en cambios en las propuestas y diseños finales. Cuanto más importante sea el plazo para el cliente, más claros deben ser los acuerdos de tiempo de entrega y los requerimientos que necesitas para desarrollar tu trabajo.

En lugar de decirle al cliente: ¿Necesita un nuevo diseño? Pregúntale: ¿Cuál es el problema que enfrenta? Definitivamente debes tener muy presente tu criterio en esto, tu enfoque profesional y tu imaginario para construir ideas.

Hoy queremos decirte a ti, diseñador: deja que tu pasión esté detrás de todo lo que haces, demuestra las grandes ideas que pueden surgir de ti y lo que puedes proponer y llevar a cabo. Dedica tu esfuerzo en prepararte y en construir una relación real con tu cliente, ¡Es ahí donde realmente está el verdadero valor de tu trabajo! Ve más allá y demuestra de qué estás hecho.

¡Sorpréndenos, porque sí que necesitamos de ti!

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

¿Listo para un nuevo reto?

Estratega Digital

Suscríbete a nuestro neewsletter